Estudiantes

Diagnóstico

Una frase que escuché una vez que me gusta especialmente es que la calidad de una Facultad no se mide únicamente por la excelencia de sus profesores, sino sobre todo y especialmente, por la calidad de sus estudiantes. Nos debemos a ellos y trabajamos para formarles de la mejor manera posible y para que adquieran las competencias necesarias para insertarse en puestos cualificados del mercado laboral. Para ello, los estudiantes tienen que ser el centro de atención que oriente la mayor parte de nuestra actividad y tenemos que conseguir que se sientan satisfechos con el servicio que reciben.

Estamos rodeados de información y sin embargo, y a pesar de iniciativas interesantes como el boletín informativo semanal de la Facultad, datos tan relevantes para los estudiantes como las Normativas de Permanencia y Evaluación, o los plazos de anulación de matrícula, no llegan siempre de la forma adecuada a los estudiantes en situaciones en las que se pueden ver más afectados. Los estudiantes siguen demandando mayor coordinación en algunos aspectos concretos como el reparto de cargas de trabajo entre asignaturas de un mismo grupo y grados de dificultad similares en una misma materia que se imparte en grupos distintos. También existen ciertas disonancias en la implementación de las franjas lectivas de actividades complementarias de las asignaturas en términos de metodologías de aprendizaje usadas, y clarificación, tanto desde el punto de vista del profesor como del estudiante, de los formatos y contenidos de las mismas.

El plan de acción tutorial no está teniendo los efectos previstos cuando se pusieron en marcha los estudios de Grado en el Espacio Europeo de Educación Superior. La labor del Tutor PAT acaba limitándose prácticamente en la mayoría de los casos a la tutela de las prácticas, en lo restante, ni el estudiante se pone en contacto con el tutor ni el tutor muchas veces contacta con el estudiante, por lo que la labor de tutela integral y orientadora prevista por la Normativa no termina de asentarse y trasladarse a efectos prácticos reales.

Los estudiantes tienen la necesidad de sentirse protegidos por la institución en procesos delicados y sensibles en los que pueden verse afectados como tribunales de compensación o comisiones de permanencia, y la Facultad tiene el deber moral de velar porque ningún estudiante quede excluido del sistema de educación superior por razones económicas o situaciones familiares complejas.

Por otro lado, los estudiantes necesitan espacios de participación, requieren fondos para financiar actividades de interés para la comunidad universitaria, y necesitan recibir apoyo en los canales de difusión y visibilización de sus actividades. Nuestra Facultad será una Faculta viva y dinámica en tanto en cuanto exista una alta participación estudiantil en las actividades organizadas ya sea por ellos o por otros agentes, y para ello, es preciso que se sientan protagonistas de los cambios que se van introduciendo en la actividad académica así como en eventos culturales, deportivos y, en general, de extensión universitaria.

Objetivos

Una vez descrito este escenario, podemos plantear los siguientes objetivos en el colectivo de estudiantes:

  • Impulsar la comunicación y difusión de la información entre estudiantes
  • Conexión de la docencia con el mundo empresarial y económico
  • Coordinación de cargas de trabajo temporales entre materias
  • Potenciar el servicio de asesoramiento a estudiantes
  • Garantizar prácticas de calidad en empresas adaptadas a los proyectos formativos
  • Internacionalizar el ámbito de actuación de los estudiantes
  • Fomentar la participación estudiantil
  • Proteger los derechos de los estudiantes en situaciones comprometidas

Estudiantes

Propuesta de acciones

Los estudiantes son el colectivo fundamental al que se dirige el servicio de la Facultad y hemos identificado una serie de necesidades que es preciso atender, especialmente en el ámbito de la docencia. La línea estratégica a desarrollar en este colectivo queda descrita por la información, el asesoramiento, la coordinación, la empleabilidad, la movilidad y la participación y defensa de los derechos de los estudiantes. Para ello, se desarrollará el siguiente plan: